Tres beneficios de trabajar en una empresa en rápido crecimiento

Control Group sigue creciendo año tras año a un ritmo impresionante; este crecimiento supone grandes beneficios para los empleados. ¡Incluso para mí!

1. La posibilidad de aprender y crecer

Trabajar para una empresa con un alto ritmo de crecimiento y en constante expansión en el mercado supone tener una gran exposición a encargos nuevos y desafiantes. A medida que la empresa crece cada vez más en lo que a productos, servicios y mercados se refiere, más gente con talento se necesita para liderar el desarrollo. Y, cada vez más a menudo, el primer lugar en el que la empresa buscará a esas personas con talento será dentro de sí misma.

2. Acceso directo a líderes empresariales

En una empresa en rápido crecimiento, es probable que pase mucho tiempo hablando con su director general y con el equipo ejecutivo. He aquí una forma inestimable de aprender, de recabar consejos y puntos de vista de personas que ya estuvieron en su situación. También se trata de una salida para darse a conocer por su trabajo incansable. En cambio, la oportunidad de conseguirlo en una gran organización es mínima.

3. La oportunidad de dejar huella

Una empresa que se encuentra en constante crecimiento presenta nuevas oportunidades para dejar su impronta. Poder aplicar sus destrezas en nuevas áreas ajenas a su función laboral no solo beneficia a su propio desarrollo, sino que también le demuestra a la dirección que usted es un gran trabajador; esta circunstancia puede sumar a la hora de conseguir un ascenso.