Qué tenemos que sopesar al elegir un sistema de control de acceso

Alan Hickson

Director de Operaciones del Grupo

Ver todas las estadísticas

Los sistemas de control de acceso son necesarios en múltiples situaciones. Bien sea un parque de camas elásticas, un gimnasio, un hotel, un colegio o un complejo de ocio, las operadoras tienen que asegurarse de que solo pueden acceder al lugar aquellas personas con autorización para estar allí.

Opciones y más opciones

Existe una gran variedad de sistemas disponibles, desde los sencillos y autónomos a los que están intercomunicados y funcionan en cientos de sitios. Acertar con la elección depende únicamente de las necesidades de la operadora. Es importante sopesar si el sistema necesita ofrecer un control flexible sobre los derechos de acceso de los usuarios o si puede ser algo fijo. Los lectores biométricos necesitan de una consideración especial antes de ser instalados dado que, con la llegada del Reglamento General de Protección de Datos, estos han sido catalogados como datos de categoría especial. Asimismo hay que pensar en el hardware, el software de gestión y las opciones disponibles de gestión remota, y esta variedad puede hacer que elegir el sistema adecuado sea algo abrumador.

¿Por dónde empezamos?

Con toda esta cantidad de sistemas disponibles, puede resultar difícil saber por dónde empezar. Recomendamos empezar a buscar eligiendo un proveedor que pueda aconsejar, especificar, instalar y mantener su sistema.

Un buen punto de partida podría ser el sitio web de NSI. EL NSI es un organismo de certificación especializado en el sector de la seguridad y el de la protección contra incendios. NSI aplica un enfoque de 2 niveles para las homologaciones.

El plata se refiere a la certificación del producto frente a los estándares específicos del sector, p. ej., BS7858, BS8243.

El oro se refiere a la ampliación de la certificación del producto para incorporar la Certificación del Sistema de Gestión de Calidad. La combinación de los sistemas de gestión de calidad y el producto o servicio específicos del sector pertinente representa el estándar de excelencia (oro) de la certificación.

En cuanto a los sistemas de control de acceso, el código de práctica que el NSI aplica al proyecto, instalación y mantenimiento de estos es NCP 109.

Este requiere que los instaladores realicen una inspección para establecer qué clase de riesgo, de las 4 que hay, catalogarían a los diferentes puntos de acceso del lugar. Esto puede variar dependiendo de la naturaleza de las instalaciones, por ejemplo, o de la hora del día o de la noche en la que se utiliza el sistema y el número y emplazamiento de los puntos de acceso.

Además requiere que los instaladores sopesen:

  • La elección del equipo y la instalación
  • El control del sistema (p. ej., registros de sucesos, anuncio de alarma)
  • La integración con videovigilancia y otros sistemas de seguridad
  • Los procesos de puesta en servicio y entrega
  • El mantenimiento y gestión documental

Tranquilidad

Elegir un instalador homologado por la NSI con la certificación oro, como es el caso de Control Group, significa que puede tener la confianza de que contará con un sistema que cumple con el código 109 de la NSI y las mejores prácticas de la industria. Habrá sido diseñado cuidadosamente para satisfacer las necesidades de su negocio y del edificio donde está instalado. También cumplirá con los Estándares británicos BS 7273-4 para la protección contra incendios y el BS 7671 para instalaciones eléctricas.

Get in touch